Problemas Psicológicos

Ansiedad

 

Realizamos terapia psicológica especializada para tratar la ansiedad en Tenerife.

La Ansiedad es un conjunto de sensaciones y emociones que todas las personas podemos llegar a experimentar en algún momento de nuestra vida. Puede manifestarse físicamente y psicológicamente a través de sensaciones corporales que no son agradables, en ocasiones muy perturbadoras como la falta de aire, y así como a través de miedos, preocupaciones, problemas de concentración e incluso cambios en el humor y en la conducta.

Algunos de los síntomas físicos que suelen describir nuestros/as pacientes con ansiedad en Tenerife son: dificultades para respirar, sensación de ahogo, dolor o molestias en el pecho, temblores, tensión muscular, palpitaciones, dolores estomacales, estreñimiento, diarreas, micción frecuente, dolores de cabeza, falta de sensibilidad en alguna parte del cuerpo, sudoración, mareos,vómitos, sequedad en la boca, problemas en la piel, dificultades para conciliar el sueño, problemas en el ámbito sexual, etc.

Con respecto a los síntomas psicológicos que suelen experimentar los/las pacientes con quienes trabajamos en Tenerife, están: las preocupaciones constantes, el agobio, la aprehensión, miedos, sensación de pérdida de control, sensaciones de peligro, sensaciones de muerte inmediata, bloqueos, dificultades para mantener la concentración, dificultades en la memoria, inquietud, irritabilidad, desasosiego, obsesiones, compulsiones, pesadillas, aislamiento o evitación de determinadas situaciones,etc.

Siempre es importante descartar cualquier tipo de patología física u orgánica. Si no hay una causa médica que justifique los síntomas, como suele ocurrir habitualmente, podremos afirmar que hay una base psicológica, y por tanto deben encargarse del tratamiento de la ansiedad los profesionales de la psicología o de la psiquiatría. La ansiedad responde de forma muy eficaz a la terapia psicológica o la psicoterapia, y habitualmente no va a ser necesario utilizar fármacos. En aquellos casos en los que las personas presentan niveles alto de perturbación o sufrimiento y necesitan fármacos o medicación, deberá combinarse con la terapia psicológica. Los psicofármacos por sí solos no van a ser la solución a la ansiedad, sino un “parche” que ponemos temporalmente y que ayuda a aliviar el malestar.

Pero, ¿por qué sentimos Ansiedad? La Ansiedad es una respuesta habitual que tiene nuestro organismo ante situaciones que son estresantes. La ansiedad nos sirve de señal de alerta ante un posible peligro inminente y nos moviliza hacia la búsqueda de las medidas necesarias para enfrentar una posible amenaza. Aquí entrarían todos los recursos internos y externos de los que dispone cada persona para afrontar una amenaza, ya sea física o psicológica, y gestionar o manejar la ansiedad.

Las personas tenemos una capacidad natural para afrontar diferentes experiencias que nos pueden generar ansiedad. Sin embargo, hay  situaciones que por sus características, por su intensidad y/o por su duración van a sobrepasar la capacidad natural de cualquier persona para poder manejar la ansiedad. En estas situaciones la terapia psicológica va a tener la función de amortiguar el impacto de esas experiencias y ayudar a mitigar el sufrimiento que pueda estar generando la ansiedad.

Hay muchas ocasiones en las que la ansiedad aparece como una respuesta anticipatoria de una hipotética situación futura de “peligro” o amenaza (suele aparecer a través de preocupaciones, rumiaciones o sensaciones corporales de amenaza inminente). Incluso ante situaciones que no son objetivamente amenazantes, nuestro sistema nervioso puede interpretar erróneamente que sí que hay peligro y empezar a generar diferente síntomas de ansiedad que nos perturban.

En estos casos, siempre que hayamos descartado cualquier causa orgánica,  sería necesario recurrir a la psicoterapia para indagar las causas y/o el origen de estos síntomas y ayudar a calmar a nuestro sistema nervios a través de diferentes técnicas psicológicas que nos permitirán manejar los síntomas y recuperar la tranquilidad. En algunas ocasiones necesitaremos realizar una psicoterapia más profunda para poder llegar al origen de los síntomas y evitar que vuelvan surgir en el futuro. Hay experiencias que hemos vivido en el pasado, incluso cuando éramos muy pequeños/as que podrían estar detrás del malestar que sentimos en el pasado. Algunos abordajes como el EMDR, son muy eficaces para tratar estos casos. En Tenerife, somos uno de los equipos especializados en utilizar el abordaje EMDR para tratar estos síntomas.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Estrés

 

Realizamos Terapia Psicológica para ayudar a manejar el Estrés de forma adecuada y disminuir su posible impacto negativo, en las personas que nos consultan en Tenerife.

El Estrés es un proceso natural que se pone en funcionamiento cuando una persona interpreta una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante. Esta situación o acontecimiento es percibida tan intensamente que sentimos que pueden llegar a superarse nuestros recursos para afrontarlo.

 

Las situaciones que ponen en marcha el estrés pueden estar relacionadas con cambios, con un nivel alto de demandas, con situaciones que nos pueden generar un sobreesfuerzo y/o poner en riesgo nuestra calma y bienestar.

 

¿Es siempre el Estrés negativo? La respuesta es claramente que no. El estrés no siempre va a tener consecuencias negativas si podemos manejarlo adecuadamente. El Estrés es una manera estupenda de activarnos antes situaciones que lo requieren, es una oportunidad para desarrollar nuevos recursos personales, hacernos más fuertes y aprendiendo de cara al futuro.

 

¿Cuando se convierte en negativo el estrés? El estrés se convierte en negativo (distrés) cuando no hay un adecuado manejo del mismo y el malestar se prolonga y se hace frecuente incluso en situaciones que no suponen ningún desafío o lo suficiente amenazante como explicar los diferentes síntomas: ansiedad, irritabilidad, impotencia,etc. Cuando este estado se repite con demasiada frecuencia y de forma ineficaz, pone en peligro el bienestar e incluso la salud.

 

¿De qué depende la aparición del Estrés? Es un estado que se da de forma subjetiva. Una misma situación no va a resultar igualmente estresante para todas las personas. Hay varios factores que lo van a determinar: la forma de ver o evaluar la situación, el estilo de afrontamiento, las características personales y los recursos de los que dispone cada persona, el apoyo familiar y social con el que se cuenta, las experiencias vividas…

 

¿Cuáles son los indicadores del Estrés? Los indicadores o las respuestas al estrés nos van a permitir determinar su existencia tanto a nivel Neuroendocrino, como Psicofisiológico, como a nivel Psicológico. Ante una situación amenazante, nuestro organismo reacciona preparándose para la lucha o la huída, a través de diferentes sistemas neuroendocrinos. En un principio esto es adaptativo y natural pero si se presenta con demasiada frecuencia y se da un exceso de energía cuando no es necesario, esto va a tener consecuencias muy negativas para la salud. Las respuestas psicofisiológicas van darse de forma involuntaria: aumento de la tasa cardiaca,la presión sanguínea o la actividad respiratoria. Las reacciones psicológicas van a darse a través de diferentes emociones, somatizaciones, pensamientos y comportamientos: ansiedad, negatividad, impotencia, ira, impaciencia, frustración, indecisión,actividad mental acelerada, pérdida del sentido del humor, fatiga, cansancio, dificultades en la memoria, nerviosismo, conducta como morderse las uñas, no poder estarse quieto, etc.

 

En nuestra experiencia clínica en Origami Espacio de Psicoterapia hemos podido observar que muchas personas que sufren de Estrés vivieron situaciones en el pasado que sobrepasaron sus recurso y no se pudieron procesar de forma adecuada. Esto provoca que en el presente algunas situaciones neutras se perciban como más amenazante. Trabaja con esas experiencias estresantes del pasado les permite liberarse y percibir el presente sin tanta sobrecarga pudiendo afrontarlo mucho mejor.

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Somatizaciones

 

En Origami Espacio de Psicoterapia llevamos mucho tiempo atendiendo a pacientes con diferentes problemas relacionados con las somatizaciones en Tenerife.

Las somatizaciones o síntomas somáticos han referencias a las diferentes dolencias, molestias o quejas físicas para las cuales no hay ninguna justificación de tipo orgánico ni ningún hallazgo de tipo médico que pueda dar una explicación.

 

Los pacientes que hemos atendido a lo largo de estos años en Tenerife suelen manifestar algunas de las siguientes somatizaciones o síntomas somáticos que afectan a diferentes órganos,  de forma aguda o crónica (durante más de 6 meses):

 

  • Debilidad, fatiga, cansancio (síntomas generales)
  • Dolores en la espalda, con frecuencia en las cervicales y a un nivel generalizado (Musculoesquelético)
  • Dolores en el estómago o zona abdominal, gases, diarreas, estreñimiento… (Gastrointestinales)
  • Palpitaciones, corazón acelerado, dolor en la zona del pecho y del tórax, sensación de falta de aire, dificultades para respirar…(Cardiorrespiratorios)
  • Cefaleas,dolores de cabeza, migrañas, mareos, debilidad muscular, alteraciones de la visión…(Neurológicos)
  • Dificultades o dolor en la evacuación de la orina, necesidad excesiva de orinar, picor en una parte del cuerpo en todo el cuerpo con deseo constante de rascarse, dolores y molestias en las relaciones sexuales- antes, después o durante-…(Genitourinarios)

 

En cuanto a las clasificaciones diagnósticas, las somatizaciones están incluidas dentro de los “Trastornos Somatomorfos” en la clasificación internacional de enfermedades (CIE10). Por su parte, en la nueva clasificación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) habla de “Síntomas Somáticos y Trastornos relacionados”

Existe diferentes trastornos o etiquetas diagnósticas que a nivel práctico podríamos decir que forman parte  o están directamente relacionados con las  Somatizaciones. Algunos de ellos son los siguientes:

 

  • Hipocondría: se caracteriza por una preocupación excesiva y/o la convicción de tener algún tipo de enfermedad grave. Se experimenta unos niveles de ansiedad muy altos acerca de la salud con un nivel alto de alarmismo.
  • Síndromes funcionales somáticos: En esta categoría entraría el  “síndrome de fatiga crónica”, “la fibromialgia” o el “síndrome del colon irritable”. Estos síndromes funcionales están en la frontera entre lo físico y lo psicológico. De cara a la intervención psicológica se va a emplear métodos muy similares al trabajo con las somatizaciones en la Terapia Psicológica. En nuestro centro de Psicoterapia en Tenerife atendemos a personas con diagnóstico de fatiga crónica, fibromialgia o colon irritable que verbalizan experimentar mejoras muy significativas tras la Terapia Psicológica.
  • Trastornos conversivos o disociativos: conjunto de síntomas que producen una alteración a nivel motor y sensitivo y que no se ha constatado la  relación con alguna afectación a nivel neurológico.

 

En ocasiones el diagnóstico no suele ser fácil, es necesario descartar cualquier causa orgánica o patológica (de tipo médico) para poder afirmar de forma razonable que los diferentes síntomas tienen una base psicológica o están relacionados con el estrés y la ansiedad. En ocasiones puede haber una comorbilidad, una parte puede ser explicada por la patología médica y otra parte por factores psicológicos, lo cual hace más complicado el diagnóstico. Si los diferentes profesionales y especialistas de la medicina han descartado cualquier patología, es  probable que algún conflicto psicológico o las  diferentes experiencias estresantes, adversas o traumática vividas puedan estar detrás de los síntomas. En este caso podremos hablar de somatizaciones o síntomas somáticos.

 

Desde el enfoque en el trabajamos en Origami Espacio de Psicoterapia, entendemos que estos síntomas, una vez que se han descartado las posibles causas médicas,  muy posiblemente son consecuencia de conflictos internos y/o experiencias adversas posiblemente traumáticas que el cerebro no pudo procesar , lo cual hace que nuestro sistema siga activado de forma similar al momento en que ocurrieron los eventos estresantes, desencadenando los síntomas. Nuestro cerebro necesita renegociar esos conflictos y (re)procesar, con ayuda de un/a terapeuta, esas experiencias traumáticas para poder vivir el presente con la tranquilidad que le corresponde, dejando atrás el pasado y desactivando los síntomas que le acompañaban hasta el momento presente.

 

Para tratar las somatizaciones, la Terapia Psicológica o la  Psicoterapia es el medio más efectivo, ya que nos va permitir aprender a gestionar los síntomas y nos da la posibilidad de explorar el origen de las experiencias que lo generaron, favoreciendo de esta manera su reducción e incluso la desaparición. Muchos/as de los pacientes que hemos atendido en Tenerife con problemas de somatización, informan haber mejorado significativamente los síntomas que experimentaban tras finalizar la Terapia.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Fobias

 

La Terapia psicológica que realizamos, es muy eficaz para trabajar problemas relacionados con miedos y fobias que condicionan la vida de muchas personas en Tenerife, tanto en adultos/as como en adolescentes y niños/as.

 

El miedo es una emoción natural que tiene la función de movilizarnos ante un posible peligro. Si no sentimos miedo en situaciones potencialmente peligrosas esto podría comprometer nuestra supervivencia.

 

Por su parte la Fobia, suele ser definida por ser un temor o un miedo muy intenso e irracional. Se supone que, cuando a aparece la fobia no hay ningún motivo o fundamento que pueda explicar en ese momento los diferentes síntomas como la ansiedad o el pánico. Es decir, las reacciones que se producen en las personas son desproporcionados con respecto a la situación que está ocurriendo, más propia del pánico que puede generar una situación de peligro inminente.

 

Desde nuestra experiencia clínica hemos observado que detrás de muchas fobias, además de un proceso de condicionamiento pueden existir en el origen experiencias traumáticas o adversas que el cerebro no pudo ni asimilar ni procesar. Por lo tanto, es necesario no sólo focalizar el trabajo en reducir o luchar contra el síntoma sino realizar un trabajo psicoterapéutico más profundo y efectivo.

 

Existen muchos nombres para definir infinidad de fobias que pueden experimentar las personas. A continuación nos vamos a centrar en los tres tipos de fobia más comunes: la Fobia específica, la Agorafobia y la Fobia social.

 

  1. Fobia Específica: son temores concreto y localizados, específicos  y que varían para cada persona. Algunos ejemplos son los siguientes:

 

    • Fobia a los animales (Zoofobia): fobia a las arañas, a los perros, a los gatos, a los insectos, a los roedores, a los reptiles, a los tiburones…
    • Fobias relacionadas con el entorno natural: miedo a las alturas, a las tormentas, al agua, al mar o a los ríos…
    • Fobias relacionadas con procedimientos médicos: aguas, inyecciones, extracción de sangre, heridas, procedimientos médicos invasivos…
    • Fobias situacionales: conducir un coche, volar en avión, estar en lugares cerrados (claustrofobia)

 

  1. Agorafobia: se utiliza este nombre para definir la ansiedad o el pánico que experimentan algunas personas ante la idea de no poder escapar de un lugar debido a la multitud, o bien no poder recibir la ayuda necesaria, por ejemplo, ante un ataque de pánico. El  Manual Internacional Diagnóstico DSM-5 la define como la ansiedad provocada por dos o más de las situaciones que citamos a continuación:

 

    • Utilizar transporte públicos
    • Permanecer en espacios abiertos
    • Permanecer en espacios cerrado
    • Estar en medio de una multitud
    • Salir solo/a de casa

 

  1. Fobia Social: Es el temor o el pánico que pueden producir diferentes situaciones sociales, de una manera intensa e irracional, al sentirnos expuestos/as o examinados/as por otras personas. Estos miedos irracionales se pueden manifestar en una conversación, reuniones con personas, al actuar, al dar una charla…, y en muchas otras posibles situaciones de tipo social. Las personas que sufren de fobia social, con frecuencia sufren en las interacciones con otras personas por el miedo a ser valorados negativamente, humillados, avergonzados, rechazados,etc.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Superar duelos

 

Contamos con amplia experiencia en el trabajo psicoterapéutico para ayudar a superar duelos no resueltos en Tenerife.

Habitualmente el Duelo es definido como una reacción esperable y dolorosa tras la muerte de un ser querido. Estas reacciones pueden incluir diferentes estados emocionales que aún siendo con frecuencia muy perturbadores, son saludables y necesarios para poder integrar la experiencia de la pérdida.

 

Podemos llegar a experimentar duelos ante situaciones que no tienen que ver necesariamente con la pérdida de algún ser querido. En ocasiones, la pérdida de un trabajo, una ruptura sentimental, una situación decepcionante o inesperada,etc, puede hacernos experimentar un proceso de adaptación emocional similar al duelo y al sentimiento profundo de pérdida que lo caracteriza.

Tradicionalmente se hablar de cinco fases en el Duelo: Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación. Sin embargo, la forma en que cada persona afronta un Duelo es muy personal, influyen tanto características del evento que lo ha provocado como la experiencia de vida de cada persona y su capacidad de afrontamiento.

 

Es importante diferenciar un duelo normal y saludable,  de uno complejo o no resuelto. Hemos atendido a muchos/as pacientes en Tenerife con duelos que fueron complicados, y que a pesar del paso del tiempo, siguen sin estar resueltos. Estas experiencias de pérdida han sido tan dolorosas que sobrepasaron los recursos personales para poder afrontarlo, por lo que no han podido procesarse de la misma manera que ocurriría en un duelo normal y adaptativo.

 

¿Y qué ocurre cuando un duelo no está resuelto? Los pacientes y las pacientes manifiestan tener diferentes síntomas relacionados con la ansiedad, la depresión, la ira o incluso el estrés traumático en relación a duelos que no han podido resolver, a pesar de haber pasado mucho más tiempo desde la experiencia de pérdida que lo originó. Es como si esa experiencia siguiera en el presente cargada de todas esas sensaciones y emociones que se generaron a raíz la experiencia de duelo. En ocasiones estos duelos pueden estar conectados con experiencias previas difíciles o incluso traumáticas, lo que hace que el duelo se complique mucho más.

 

Realizar una buena terapia psicológica va a permitir poder llegar a resolver esos Duelos que no pudieron resolverse en su momento.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Depresión

 

Nuestra psicoterapia suele ser muy eficaz para el tratamiento de aquellos casos que han sido diagnosticados de Depresión en Tenerife, incluso aquellos definidos como casos crónicos.

 

La Depresión se caracteriza por una tristeza de una intensidad y duración que sobrepasan los recursos naturales de afrontamiento de la persona, interfiriendo funcionalmente en la vida diaria

Se suele manifestar con frecuencia a través de una disminución significativa del interés y del placer por realizar actividades que anteriormente eran agradables. Algunos de los síntomas que solemos observar en los pacientes que atendemos con Depresión en Tenerife son: tristeza prolongada, pena, apatía, desmoralización, desesperanza, decaimiento,incapacidad para experimentar o sentir placer, irritabilidad, ira descontrolada, sensación constante de malestar, impotencia frente a las demandas de la vida,etc. Además suelen ir acompañados de dificultades para la regulación de pensamientos, emociones y sensaciones, así como de diferentes síntomas somáticos.

 

En muchas ocasiones no se sabe a ciencia cierta el origen de la Depresión. Puede ser por herencia (genética o ambiental), por cambios biológicos (neurotransmisores o función endocrina) o por  circunstancias o experiencias difíciles vividas (algunas en etapas muy tempranas de la vida y de la que no tenemos recuerdo consciente). Es muy importante descartar cualquier patología médica que pudiera estar detrás de estos síntomas para poder realizar una buena intervención psicológica.

 

A lo largo de nuestra práctica clínica en Tenerife hemos observado que, en muchas ocasiones, detrás de la Depresión hay diferentes experiencias (en muchos casos traumáticas) que el cerebro no pudo procesar en el momento que ocurrieron, o porque fueron demasiado intensas o por no disponer en en ese momento los recursos o el apoyo necesario. Estas experiencias continúan almacenadas en nuestro cerebro manifestando síntomas depresivos una y otra vez. La Psicoterapia va a ser el medio más eficaz para aprender a manejarnos e incluso eliminar  los síntomas y poder (re)procesar esas experiencias que se quedaron atascadas. Explorar el origen de la Depresión es muy interesante para llevar a cabo una Terapia psicológica que no sólo consista en poner parches temporales a los síntomas,  y que por tanto podrán volver a emerger.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Problemas familiares

 

En Origami Espacio de Psicoterapia llevamos mucho tiempo con diferentes problemas que nos plantean las familias que acuden a nuestra consulta en Tenerife.

La Familia es nuestro primer entorno, el lugar donde aprendemos a relacionarnos con los/las demás y con uno/a mismo/a. El entorno familiar debería ser ese refugio de calma y seguridad donde aprender las capacidades y las habilidades más importantes para enfrentarnos a la vida, así como el lugar de refugio donde poder volver cuando lo necesitamos.

En ocasiones existen diferentes problemas en el seno de la familia que suponen una interrupción o una desconexión de esa seguridad tan importante para el desarrollo de las personas. Solucionar estos problemas para facilitar de nuevo una conexión segura entre los diferentes miembros de la familia, (con excepción de aquellos casos en los que haya una situación de violencia o un abuso de poder, en los que es importante la separación u otro tipo de medidas), va a ser fundamental para pueda continuar dándose un desarrollo adecuado.

 

Los diferentes tipo de problema a nivel familiar que nos encontramos en nuestra consulta en Tenerife, a nivel relacional son :

  • Problemas de pareja
  • Problemas entre padres/madres e hijos/as
  • Problemas entre hermanos/as
  • Problemas en la tercera edad

 

Algunos de los diferentes focos del problema que nos encontramos, suelen ser:

 

  • Problemas que surgen de forma natural, propios de la edad o el momento evolutivo en el que se encuentran las personas (niños/as, adolescentes, o adultos/as) que acuden a la consulta
  • Crisis de tipo estructural, es decir, que se repiten una y otra vez, o cada cierto tiempo, relacionados con aspectos sistémicos de la familia.
  • Problemas de tipo externo, es decir, eventos o experiencias ( en ocasiones traumáticas) que han impactado a uno o varios miembros de la familia y están afectado a la dinámica familiar.
  • Problemas relacionados con los niveles de estrés familiar (exceso de carga de trabajo y cuidados por parte de uno de los miembros de la familia, exceso de actividades y compromisos familiares, poco tiempo para estar en calma y tranquilidad…)
  • Problemas transgeneracionales (toda esa carga familiar, psicológica y/o traumática, que abuelos/as o padres/as no pudieron resolver en su momento, y  que implícitamente se puede ir transmitiendo generación tras generación)

 

Hay pacientes con problemática psicológica compleja con dificultades para avanzar a raíz de diferentes problemas familiares, por lo que hacer un intervención sobre ese foco va a ser necesario para poder seguir avanzando.

 

Además,  al trabajo psicoterapéutico que realizamos con los niños y niñas es importante sumarle pautas específicas para la familia y en muchas ocasiones es necesario incluir un trabajo psicoterapéutico con las figuras principales de la familia poder llegar a unos buenos resultados.

 

En otras ocasiones, las consultas van dirigidas hacia los problemas que tiene una persona, derivados de problemáticas acumulados durante mucho tiempo en la familia de origen. Algo similar ocurriría con aquellos padres y madres que deciden realizar Terapia Psicológica para no transmitir sus dificultades emocionales a sus hijos e hijas. Tener un enfoque sistémico familiar nos va a permitir trabajar de una forma integradora y más efectiva.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Problemas sexuales

 

Atendemos diferentes problemas de tipo sexual en Tenerife, siempre con mucha sensibilidad y un profundo respeto hacia a la diversidad de las personas.

Algo tan sano y natural como es la sexualidad, puede convertirse en un problema para muchas personas cuando interfiere de forma significativa en el desarrollo y en la vida de la persona.

Algunas de las consultas que nos realizan nuestros/as pacientes en Tenerife, relacionado con problemas de tipo sexual son:

 

  • Ansiedad, miedos e inseguridades a la hora de tener relaciones sexuales o con la idea de poner llegar a tenerlas
  • Adicciones a contenidos o actividades de tipo sexual
  • Dificultades relacionadas con un deseo sexual hipoactivo o hiperactivo: ausencia de deseo sexual o un deseo sexual muy hiperactivado, que se convierten en un problema cuando afecta significativamente a la vida diaria de la persona
  • Problemas con la excitación sexual, como podría ser la impotencia en el caso de algunos hombres
  • Trastornos relacionados con el orgasmo: anorgasmia, eyaculación precoz….
  • Dolor a la hora de mantener relaciones sexuales, que no se puede explicar por ninguna causa orgánica o patológica: Dispareunia, Vaginismo…
  • Aversión al sexo, que genera un malestar importante en la persona e interfiere de forma significativa en sus relaciones interpersonales
  • Parafilias: conductas sexuales no normativas como el fetichismo, el exhibicionismo, el froteurismo, el masoquismo y el sadismo sexual…Cuando suponen un problema significativo en el desarrollo de las personas que consultan

 

Es importante para el diagnóstico, descartar cualquier causa orgánica o patológica (de tipo médico), y así como relacionadas con el consumo de sustancias. Además para hablar de Trastorno,  el problema debe persistir más de 6 meses, generar un malestar significativo y estar presente en la mayor parte de las relaciones sexuales.

 

Con respecto a LA ORIENTACIÓN SEXUAL Y LA IDENTIDAD SEXUAL O DE GÉNERO,  desde Origami Espacio de Psicoterapia en Tenerife, las entendemos como procesos naturales y diversos, que pueden ser únicos, diferentes y flexibles para cualquier persona:

  • Orientación sexual: Hace referencia a la atracción física y afectiva hacia personas del mismo sexo y/o del sexo contrario (Homsexualidad, Bisexualidad, Pansexualidad, Heterosexualidad…),  así como a la falta de interés o atracción sexual (Asexualidad)
  • Identidad sexual: Hace referencia al sexo con el que cada persona se siente identificada.
  • Identidad de Género: hace referencia a cómo se identifica cada persona en el género que siente, reconoce y nombra como propio. Existen y se dan de forma natural, identidades de género diversas, alejadas del binomio reduccionista hombre-mujer. Es el caso de las personas Transgénero, de Género Fluido, No Binarias…
  • Género: conjunto de características contruídas e impuestas social y culturalmente, y que se atribuyen a las personas según el sexo asignado al nacer. Y en función de esto, nacer con pene o con vagina, va a condicionar las expectativas, las conductas, los roles y cómo se supone que debemos relacionarnos.

 

Cualquier orientación sexual o identidad  (sexual o de género) que se salga de la norma social y cultural más tradicional no debería ir asociado a ningún tipo de problemática sexual. Los problemas suelen estar relacionados con el contexto familiar y social, en la medida que todavía las personas que no son heterosexuales y/o cisexuales, cumpliendo lo que tradicionalmente se ha ido imponiendo, siguen sufriendo desde edades tempranas diferentes formas de discriminación y de maltrato que pueden generar secuelas importantes en las personas que lo sufren.

 

En ocasiones, el proceso de descubrimiento de la propia identidad y de la propia sexualidad puede ser un gran desafío para muchas personas, especialmente en la adolescencia. Carecer de apoyo y de una información adecuada puede generar en las personas muchas dificultades que pueden llegar a traducirse en problemas de tipo psicológico.

 

Desde el enfoque que Trabajamos en Origami Espacio de psicoterapia, aquellas experiencias de vida que han sido difíciles y nuestro cerebro no ha podido asimilar y procesar de forma adecuada, se quedan atascadas generando diferentes síntomas y problemas de tipo psicológico. Nuestra experiencia en la práctica clínica nos dice que detrás de diferentes problemas de tipo sexual hay experiencias de vida difíciles que necesitan ser reprocesadas a través del trabajo psicoterapéutico.

 

Tenemos la experiencia de muchos pacientes que afirman haber solucionado diferentes problemas de tipo sexual en el transcurso de su Terapia psicológica, incluso en aquellos casos en los que no se ha trabajado directamente lo síntomas sino aspectos relacionados o el posible origen traumático.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Trauma

 

Origami Espacio de Psicoterapia está compuesto por uno de los equipos especializados en Tenerife en el abordaje y el tratamiento del Trauma Psicológico. También estamos especializados en los casos del Trauma temprano, Traumo Complejo y Trauma en el Desarrollo.

El Trauma psicológico es un impacto que nos produce una herida invisible, de tipo emocional pero que también afecta al cuerpo y a todo el organismo. Sufrimos un trauma psicológico cuando una experiencia o un conjunto de experiencias son tan intensas que rompen la capa protectora que rodea nuestra mente. Estas heridas  pueden ser muy dolorosas y afectar a nuestro funcionamiento diario, con consecuencias negativas para el bienestar y la salud.

Cuando ocurren eventos, o experiencia (o varias) que por sus características sobrepasan los recursos naturales que tenemos de afrontamiento, nos va a provocar mucho dolor, sentimientos de terror, impotencia y desregulación fisiológica. La situación traumática  o las diferente situaciones generan una incapacidad para reaccionar (huir o luchar) provocando un bloqueo, por lo que nuestro cerebro no va a poder procesar esa experiencia organizándose de forma natural como haría ante cualquier experiencia estresante común.

Algunas experiencias traumáticas que han sufrido nuestros/as pacientes en Tenerife están relacionadas con : desastres naturales, accidentes graves, pérdidas de seres queridos/as, situaciones en las que la  propia vida o la vida de alguien significativo corre peligro, situaciones de violencia, de maltrato, abuso sexual, negligencia, abandono…Estas experiencias pudieron ocurrir en la infancia, a lo largo de la adolescencia o en la edad adulta.

Cuando el Trauma no se ha superado, “las heridas invisibles” siguen doliendo y están presentes en el día a día a través de diferentes síntomas que pueden ser muy variados y diferentes en cada persona: pensamientos repetitivos acerca del suceso, pesadillas y dificultades para conciliar el sueño, estrés y ansiedad, síntomas de depresión, impotencia, desregulación emocional, problemas con la ira,  somatizaciones, miedos y fobias, sensaciones extrañas, desrealización y despersonalización, dificultades en la memoria y para el recuerdo de parte de los eventos traumáticos, evitación de actividades que recuerden lo que pasó…

Una Terapia Psicológica especializada es fundamental para trabajar el Trauma, a través de las técnicas más adecuadas ayudar al cerebro a procesar esas experiencias que se quedaron atascadas y poder finalmente dejarlas en el pasado sin provocar sufrimiento en el presente.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Disociación Traumática

 

Cuando el trauma irrumpe de manera temprana, severa y reiterada (Trauma complejo o Trauma en el desarrollo), se cronifica y aparece la Disociación.

Las personas con este tipo de disociación son personas que en multitud de situaciones pareciera como si se “desconectaran” “parecen alejadas o idas” de la realidad. La mente, que está continuamente procesando todo lo que nos rodea, encuentra en la realidad disparadores que evocan recuerdos que hacen revivir la experiencias más abrumadoras y dolorosas del pasado.

Estas personas, al no poseer los recursos internos de regulación suficientes, dado que los cuidadores principales en su infancia de donde se aprenden estos recursos emocionales fueron dañados, o en muchos casos no estuvieron. Las personas, por lo tanto, no  pueden manejar las emociones asociadas a los recuerdos evocados. Para poder sostener estos dolorosos recuerdos, la persona acaba activando el mecanismo adaptativo de la disociación, “desconectarse”, para poder hacer frente a tan inmenso dolor.

Algunos de los síntomas que pueden presentar estas personas que sufren disociación son; estados alterados de conciencia, amnesias, (“hay cosas que es mejor no recordar”), despersonalización (“no estoy”, “mi cuerpo está  pero yo puedo volar lejos”…), Desrealización (percepción distorsionada del mundo que nos rodea “ ¿Es real la realidad?”. La confusión o alteración de la identidad (“yo y mis yos”, “a veces no soy yo”)

Estas heridas psicológicas modifican el funcionamiento del cerebro.

Estas personas   padecen grandes problemas de desregulación emocional en la vida adulta. Teniendo su origen   en las reiterados  y severos eventos traumáticos de la infancia, donde se estaba desarrollando la identidad de la persona y, comenzando a formarse la personalidad viéndose ésta gravemente afectada, es decir, produciendo una “fragmentación” de la   personalidad. La traumatización en cierto modo implica división de los sistemas psicobiológicos que constituyen la personalidad.  Apareciendo  las alteraciones de la misma, dado que los estos sistemas de acción, orientados a la supervivencia  (vinculación, cuidado de los hijos, alimentación…) y los sistemas de defensa frente a amenazas  (lucha, huida, sumisión) se ven altamente disgregados .

Esta desintegración de la personalidad, genera estados de personalidad (partes disociadas) que tienen su propio patrón de percibir, relacionarse e incluso de pensar y actuar, porque  suelen contener el contenido traumático de lo que se vivió en el pasado.  Es por ello, que aparecen  las alteraciones de la personalidad.

Las intervenciones psicoterapéuticas especializadas centradas en trauma complejo y disociación que llevamos en nuestro espacio de psicoterapia en Tenerife, son las que se ajustan los graves problemas de desregulación emocional de la personalidad. Integrando esas partes emocionales disociadas, procesando su contenido traumático que cada una de ellas lleva consigo, para resolverlo y disminuir y/o hacer desaparecer toda huella de malestar.

Curriculum de Neftalí >

Estamos cerca de ti, contacta con nosotros

Share This